FERRARI 12CILINDRI: UNA SINFONÍA V12 A LA ITALIANA PARA RECORDAR AL FERRARI DAYTONA

mayo 7, 2024

¡Un momento! ¿Es este un tributo al Ferrari 365GTB/4 Daytona? Porque así por sorpresa, Ferrari acaba de revelar su nueva ópera magnánima en sinfonía de V12 y re mayor. Se llama 12Cilindri y es la prueba que Ferrari le importa un bledo este tema de la electrificación y seguirá produciendo grandes motores V12 hasta que el mismísimo Greenpeace invada Maranello y los obligue a quemar electrones en vez de fósiles. Momento en el cual Ferrari revelará una cuantiosa reserva de combustible sintético.

¿En qué estaba? Ah sí, el nuevo Ferrari. Este fue revelado en Miami a días de la carrera de F1 en la capital de Florida, por si quería más pruebas de su conexión con el Ferrari Daytona. Eso sí, que nadie en Maranello lo atrape diciéndole Ferrari Doce Cilindros, porque sería como decirle al Testarossa “cabeza roja”. La forma correcta de decirlo, agitando sus manos como buen italoamericano, es Ferrari dodici cilindri. Si lo dice mal, el espíritu de Laura Ferrari lo perseguirá toda la vida.

La única razón por la cual el 12Cilindri no se llama Daytona, es porque el nombre se usó de forma reciente en otro Cavallino.

V12 italianos para rato

Parece casi poético que Aston Martin anuncie un nuevo V12, seguido de Ferrari revelando al 12Cilindri. Es un testamento a la experiencia de conducción y lujo definitivas, a la certeza que, cuando se agoten las reservas de petróleo y la electricidad domine, el último motor a combustión de la historia será un V12. Sólo el hidrógeno y combustibles sintéticos pueden salvarlo, pero por ahora es incierto.

Quizá parezca que el 12Cilindri es el último V12 de Ferrari, pero la casa del Cavallino Rampante parece reacia a la idea de abandonar este motor. Hubo un tiempo que el Enzo pudo ser el último, luego el 599, el 812 Superfast y ahora esto, es claro que Ferrari nunca abandonará su V12.

La inspiración para el frente del 12Cilindri: el Daytona original, con un frente afilado y un panel traslúcido de plexiglás. 

El Gran Turismo Daytona del siglo XXI

Ahora, antes de sumergirnos en ese corazón de, bueno, dodici cilindri, hay que hablar de su diseño. Su largo capó y nariz afilada son guiños claros al 365 GTB/4 Daytona, incluyendo las luces y cabina en forma de lágrima. Es estilo italiano por encima del desempeño, una declaración de estilo antes que aceleración.

Y luego está la parte de atrás, que es completamente atípica para Ferrari. No es un cupé berlinetta tradicional. La caída del techo es más dramática y asemeja a una flecha que emerge de los musculosos pasos de rueda. Apariencia inesperada y distinta a lo que nos tiene acostumbrados Ferrari con sus deportivos con un V12 adelante y tracción trasera.

Ferrari, al ser Ferrari, sabe que puede tomar estos riesgos siempre y cuando el resultado sea bello o acelere las pulsaciones. Y, bajo ese criterio, el 12Cilindri cumple la misión, muy a pesar de sus detalles en diseño poco convencionales. Todo sea en aras de lucir bello por encima de ser eficiente, hasta los rines son más pesados y hechos en aluminio, no en aleaciones ligeras.

Y eso que no he mencionado el 12Cilindri Spider, versión descapotable que es igual de bella, aunque pierde parte de esa rareza y belleza en la parte trasera.

Pasión italiana por encima de la razón

Adelante sería fácil decir que el V12 del Ferrari 12Cilindri es una evolución del Purosangue y 812. Después de todo, comparte el mismo motor de 6,5 litros, afinado para entregar 820 hp y 678 Nm de torque. Pero este es un V12 especial, una edición definitiva sin nada de asistencia eléctrica, turbos, ni nada por el estilo, son 820 equinos a la vieja escuela que galopan hasta las 9.500 revoluciones por minuto.

Una transmisión automática de 8 velocidades DCT con levas en el volante se encarga de domar semejante cuadrilla. Como buen Ferrari, la nota de su escape es equiparable a una cantante de ópera, su chasis es más rígido, los frenos son carbocerámicos y la distribución de peso es 48:52.

Las dos esquinas negras en esta forma de flecha trasera doblan como aerodinámica activa para el 12Cilindri.

Quizá lo más complicado de este gran turismo definitivo es su sistema aerodinámico activo. Ductos de aire al frente poseen rejillas que controlan de forma electrónica el paso del viento, la parte baja del chasis genera efecto suelo y luego están los alerones. Dos piezas a los costados de la cola del 12Cilindri se despliegan por encima de los 100 km/h, estabilizando este Cavallino y permitiendo que alcance los 340 km/h.

De nuevo, poder y brutalidad no le sobran a este V12, pero la intención del Ferrari 12Cilindri es captar la atención sin siquiera moverse un centímetro.

La pantalla central no viene con la canción «Crockett’s theme» de Jan Hammer por defecto.

Lujo hecho en Fiorano

Finalmente está la cabina, una evolución de lo que viene integrando Ferrari en sus modelos. Los controles del volante siguen siendo hápticos y una nueva pantalla central de 10 pulgadas provee el entretenimiento. Frente al pasajero emerge una pequeña pantalla para administrar la música a su antojo, mientras que frente al conductor otra interfaz digital comunica todo lo necesario para domar los 820 hp que viven frente a la cabina.

Ferrari dice que el habitáculo es más grande que el 812 que precede. Ideal para guardar el techo rígido del modelo Spider, que se repliega en 14 segundos. Una vez más, es un gran turismo hecho y derecho, una declaración de estilo y moda por encima de su función.Este es Ferrari retando a los parámetros establecidos de la electrificación, con un V12 descomunal que no se excusa a la hora de quemar fósiles.

Ahora, si alguien quiere decirle a Sonny Crockett y Rico Tubbs que hay un nuevo Daytona en la cuadra, podemos tener un renacer de Miami Vice.

Para más noticias del mundo automotriz visita Fuel Car Magazine

Las tendencias y todo lo que hay que saber sobre el cambiante mundo de los autos está aquí.

Siguenos en:

132K
Fans

12K Seguidores

85k Suscriptores

7K Suscriptores

Te podría interesar:

Carrito de compra